Hemos sufrido una clara derrota electoral, que debemos aceptar con la humildad propia del socialismo. La ciudadanía nos ha asignado una misión en la oposición y, para los próximos años, esa será nuestra tarea y la desarrollaremos sin complejos, con la cabeza bien alta.

Seguimos siendo el único partido capaz de plantarle cara a la derecha y la única opción de gobierno para millones de españoles, que nos siguen necesitando, que siguen confiando en nosotros y que nos quieren ver como siempre: fuertes, valientes, honestos, capaces y justos.
Sé que, en nuestra provincia, hemos obtenido el mejor resultado posible, dadas las circunstancias de una crisis que lo tiñe todo. Como sé que lo hemos obtenido gracias a vuestro tremendo y generoso esfuerzo. Como otros y otras, te has dejado la piel y eso no puede ser más que correspondido con todo el sentido de la palabra gracias.

No vienen, no son, tiempos fáciles. Nos toca trabajar dentro y fuera del partido hasta transformarlo en lo que nuestra sociedad necesita. Estoy seguro de que seguirás estando ahí, donde siempre, en disposición de esforzarte por construir y mejorar, por aportar y compartir, por pelear por lo que queremos, por más que nos cueste.

Ánimo. Por nuestra parte, aquí nos tienes, a tu disposición, al pie del cañón y trabajando ya para el futuro. De nuevo, sinceras gracias.

Anuncios