¿Pero qué está pasando? Me pregunto consternado e indignado. En las calles de la ciudad de Valencia se manifiestan indignados nuestros jóvenes por los recortes en educación que sin ningún escrúpulo lleva a cabo el gobierno del PP. Nuestros estudiantes hacen uso de su derecho a protesta y ante esto ¡la Delegada del Gobierno en nuestra Comunidad manda cargas policiales contra los jóvenes¡
Hemos visto imágenes impresionantes de miembros de las fuerzas del orden público pegando a los estudiantes, si, así de claro, pegando, como se hacía en otros tiempos pasados. Porque es a esto hacia donde nos lleva el Partido Popular, al pasado. Después de tanto esfuerzo y trabajo por superar momentos y tiempos que para nada queremos volver a vivir, nuestros jóvenes son golpeados y maltratados en las calles de la ciudad de Valencia.
Así que a este clima de inseguridad e insatisfacción que se ha implantado en la vida cotidiana de nuestros ciudadanos y ciudadanas vamos a tener que añadir las cargas policiales en las calles. Esto es muestra y ejemplo de los modos y maneras del Partido Popular. Y la delegada del Gobierno en nuestra Comunidad Paula Sánchez de León niega que haya “represión y que si detecta extralimitación habrán consecuencias”.
Bueno pues yo en estos momentos pienso en las reflexiones de Mahatma Gandhi cuando afirmaba que “la violencia es el último recurso del incompetente y el miedo a los ideales de los demás” y eso es lo que le pasa a la Señora Paula Sánchez de León en concreto y en general a los dirigentes del Partido Popular.

Anuncios