Una semana más los ciudadanos y ciudadanas salimos perdiendo con el gobierno del PP. Lo vivido tanto en las calles de Valencia y de toda España, como lo acontecido esta semana en el Congreso de los Diputados, demuestra la incapacidad del PP y queda demostrado que la derecha no cambia y siempre actúa igual, recortando derechos y libertades que tanto nos ha costado conquistar.

Me parece inaudito la desmesura con que la Policía actúo contra los niños y niñas del IES Lluís Vives de Valencia, pero más inaudito es la irresponsabilidad del Jefe de la Policía tildando a los niños y niñas como el “enemigo”, la Delegada del Gobierno mirando hacia otro lado, y el Ministro Wert, acusándonos de estar alentando a los “violentos” niños y niñas que salieron a la calle a reivindicar algo tan extraordinario como es tener calefacción en su Instituto, simplemente me parece tremenda esta actitud irresponsable de los dirigentes del Partido Popular y del Gobierno.

Pero por desgracia, a esto nos estamos acostumbrando, a la “chulería” de la Portavoz del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, que actúa como hooligan en cada una de sus respuestas. Las comparecencias de la Ministra de Empleo que ya tiene como única respuesta a todo la culpa es del PSOE. El Ministro Montoro que con su risa sarcástica nos da lecciones de buen gobierno. Y por último al Ministro/Catedrático/Tertuliano De Guindos, que esperamos que algún día se entienda con sus compañeros y compañeras de Gobierno.

Las formas, las maneras y las políticas del PP, no os engañéis, son las mismas de siempre, una derecha contra reformista, una derecha de recortes de libertades y derechos, una derecha falsa que dijo una cosa y ahora hace lo contrario, una derecha incapaz e insolvente, una derecha que esconde su verdadera cara ante los comicios Andaluces y Asturianos, pero que espera tras la puerta con la guadaña en la mano para seguir con sus hachazos a nuestros derechos y libertades.

Ante esta derecha incapaz y con los mismos tintes de siempre nos queda mucho por hacer, tenemos que salir a la calle y demostrarles que no cuentan con nuestro apoyo por mucho que Rajoy repita que los españoles entendemos los recortes, ser una oposición útil, pero sin un paso atrás defendiendo los derechos que ya tenemos conquistados, y sobre todo, trabajando desde la calle hasta el Congreso de los Diputados, por la sociedad que queremos, una sociedad justa y con igualdad de oportunidades para todos y todas. Seguimos.

Anuncios