Los presupuestos del Ministerio de Educación son catastróficos, unos presupuestos que el propio Ministro debería haber presentado ya su dimisión. El recorte brutal que han realizado al Ministerio que el dirige es intolerable.

En la presentación de los presupuestos, la Secretaria de Estado afirmó que estos presupuestos respondían a principios de eficiencia, austeridad y priorización del gasto.

Si hablamos de eficiencia como  la capacidad de disponer de algo para conseguir un efecto determinado, cierto, con estos presupuesto van a conseguir su objetivo de eficiencia, demoler el sistema educativo español.

Hablar de austeridad en educación, es realmente perverso, hablar de austeridad en una inversión, es francamente un desatino, hablar de austeridad en educación es no entender que cada euro que invertimos en educación es devuelto a la sociedad, es una de las inversiones más rentable que puede hacer un Gobierno.

Y hablar de priorizar en el gasto es decir una verdad a medias: reducir el 7,47% de los gastos corrientes es austeridad, pero  reducir un 42,01% las transferencias de capital, transferencias que en su mayor parte van a las CCAA y que afectan directamente a las políticas educativas, eso es simplemente recortes sociales.

Estos presupuestos ya enmendados, a peor, por el propio Rajoy, suponen: menos derechos, perdida de calidad de la educación, y retrotraer la educación a los años anteriores a Ley General de Educación del 70

Menos derechos para los estudiantes, para las familias, para los trabajadores, para los organizaciones sindicales y estudiantiles. Perdida de calidad a través de más alumnos por clase, menos recursos tecnológicos en las aulas, profesores peor remunerados y menos recursos económicos. Volvemos a una educación de otro tiempo donde unos pocos pueden estudiar y aquellos que menos recursos tienen son los pagaderos de esta contra-reforma educativa.

Pero si esto no fuera poco, dos días después, primero el Presidente Rajoy y luego el Ministro Wert nos amenazan con un recorte que dará el golpe definitivo a la Educación en nuestro país.

Las medidas presentadas por Wert en la Conferencia Sectorial de Educación es una vuelta de tuerca más para ahogar a las familias, a los docentes y todo el mundo educativo. Eso si, nos tememos lo peor, ya en la propia nota de prensa del Ministerio  se avanza que Estas medidas no son la reforma educativa del Gobierno,

Con estos Presupuestos tardíos, catastróficos y enmendados a los seis días de presentarlos, podemos concluir que la educación esta en los peores momentos de la historia. Cierto es que vivimos en crisis económica, pero más cierto es que el Partido Popular con estos presupuestos demuestra su ineptitud para gestionar la educación de este país, sin hablar de justicia social, igualdad de oportunidades y derechos sociales que han quedado arrolladas con estos presupuestos tan ineptos como clasistas. Unos presupuestos que son papel mojado, unos presupuestos que ni sirven a la educación ni sirven para afrontar con éxito de la crisis. Estos son unos presupuestos ineficaces.

Anuncios