la fotoLas fiestas suponen, además de la expresión cultural e histórica de un país, un importante recurso turístico y económico. España cuenta con innumerables eventos alrededor de toda la geografía catalogados como “Fiestas de Interés Turístico Nacional e Internacional”.

Estas celebraciones realzan el papel cultural y social de nuestro país además de suponer un impulso económico y de generación de empleo en cada uno de los pueblos y ciudades españolas donde se celebran las mismas. Cabe destacar el papel que estas celebraciones tienen en la Comunidad Valenciana, cuna de una cultura diversa y prolija en Fiestas de Interés Turísticos: Fallas de Valencia, Hogueras de Alicante, Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy…
 
La crisis económica está causando un daño social, económico y cultural muy importante en los ciudadanos y ciudadanas. Además las últimas actuaciones del Gobierno en pro de una mala entendida austeridad están suponiendo recortes dramáticos al mundo de la cultura. La cultura no es un lujo, es una necesidad.
 
Los recortes indiscriminados contra el mundo de la cultura, han ido acompañados con la subida del IVA cultural que ha pasado del 8% al 21%, es decir 13 puntos que van ir directamente a deslucir y rebajar la importancia que tienen nuestras fiestas. Este gravamen atenta directamente no sólo contra el esplendor de nuestras fiestas ejemplo de cultura, sino además, contra la economía y la generación de empleo en los pueblos y ciudades españolas.
 
Si tomamos como referencias las fiestas grandes de la ciudad de Alicante, Las Hogueras, hemos podido comprobar cómo se ha disminuido la inversión por parte de los entes festeros, la economía ligada a la fiesta y sobre todo, la no creación de puestos de trabajos derivados de esta Fiesta de Interés Turístico como son Las Hogueras de Alacant.
 
La subida del IVA ha sido sufragada por la propia fiesta lo que ha llevado a restar brillantez a la misma a la vez que ha propiciado la pérdida del factor impulsor de la economía que supone disponer de unas fiestas tradicionales dignas.

Por eso, hemos solicitado al Gobierno que deje sin efecto la subida del IVA referida a los bienes y servicios culturales, en especial, en relación con las Fiestas de Interés Turístico Nacional e Internacional. De lo contrario, supondrá la muerte de nuestra cultura y nuestras tradiciones.

Anuncios