10763724784_e09887b90b_oOtro ataque más. El cierre de la Radio Televisión Valenciana de manera unilateral por parte del Consell, es el ataque definitivo al pueblo valenciano. Es el momento. Vivimos una situación de emergencia económica, social, cultural y democrática. El Consell no tiene el respaldo de los valencianos y las valencianas para desmontar nuestro Estado de Derecho. Es el momento de los ciudadanos y ciudadanas, es el momento de hablar, de ejercer nuestro derecho a decidir. Ningún Gobierno tiene el derecho de matar nuestro autogobierno sin contar con nosotros y nosotras. Este es el momento de la gente, es el momento de votar, de ejercer nuestro derecho a decidir el futuro de nuestra país, es el momento de que los valencianos y valencianos digamos basta ya a este desgobierno del PP valenciano.

El Presidente Fabra atesora en su poder una cadena de fracasos financieros, sociales, económicos y democráticos, que están llevando a la Comunidad Valenciana a una situación de emergencia.

Las cajas de ahorro, que tanto han ayudado a nuestros emprendedores, han sido liquidadas por el PP: el Banco de Valencia, la CAM y Bancaixa son el ejemplo de la mala gestión económica del PP. Lo peor de esta situación es la orfandad que hoy tienen nuestros empresarios y la falta de peso económico de nuestra comunidad que ya no cuenta con un sistema financiero propio. Inasumible.

Educación sin calidad y en barracones. Universidades pidiendo socorro ante el desprecio del Consell. Dependientes que nunca vieron su derecho reconocido. Uno de cada tres valencianos y valencianas en riesgo de exclusión social. Pensionistas que pierden un año más poder adquisitivo con la no subida de sus pensiones y que además tienen que ayudar o hacerse cargo de sus familias.

Desolación y desesperanza de los parados y paradas ante la incapacidad e insensibilidad del PP. Aeropuertos sin aviones. Inversiones nada rentables que lo único que han producido beneficios para unos pocos y deuda para todos y todas. Sin política industrial. Un IVA a la cultura que está matando nuestra industria festera, turística y cultural. Sin agua para nuestros agricultores. Sin soluciones.

Y ahora además quieren acallar la voz de un pueblo. El cierre de Canal Nou es un doble atentado a la autonomía de nuestra Comunidad y a nuestra lengua. El cierre en 24 horas supone la demostración de falta de democracia del Gobierno del PP, más interesado en tapar sus vergüenzas, que en buscar soluciones para este país vuelva a tener futuro.

El PP valenciano ya no representa ni defiende a nuestra tierra y a sus gentes. No podemos continuar siendo mal gobernados por un Presidente de la Generalitat impuesto por el responsable de este desgobierno, Francisco Camps.

Por eso, los valencianos y valencianas tenemos que decidir con nuestro voto apartar al PP del Gobierno de nuestra Comunidad. Es el momento de una respuesta contundente, sin histerias, pero con la legitimidad democrática de un pueblo que dice basta ya a este desgobierno. Por eso: Elecciones ya.

Anuncios