participacionHace unos días, en la plataforma de participación ciudadana osigo.com, me preguntaban si los partidos tradicionales tenían futuro y si el PSOE tenía futuro. Mi respuesta fue clara: sí. Pero claro es un sí condicionado, obviamente si no atendemos las nuevas necesidades y aspiraciones de los ciudadanos y ciudadanas difícilmente podremos ser un instrumento útil a la sociedad.

El PSOE tiene futuro si es el PSOE, algo que parece indiscutible, pero claro, no podemos quedarnos en grandes definiciones y tenemos que aterrizar las grandes frases en realidades. Pero ¿Qué significa ser PSOE? Está claro que nuestros principios y nuestra historia es nuestra base fundamental. Hoy, como ya ocurrió en otras épocas debemos de adaptarnos a la nueva realidad social. Hace ya algún tiempo un buen amigo me decía que él quería un PSOE de vanguardia, un partido que fuera por delante, valiente y osado, un partido que lejos de hablar del presente, proyecte el futuro. Un partido con  liderazgo social que trabaje para el futuro desde el presente, con diálogo, debate y decisión.

Somos un instrumento de la sociedad. Somos un partido de izquierdas que trabaja por la justicia social. Somos el instrumento de empoderamiento de la clase obrera. Nuestra acción ha de nacer del trabajo con la sociedad creando espacios de democracia. Charle Chaplin decía “no debemos tener miedo de confrontarnos, hasta los planetas chocan, y del caos nacen las estrellas” a los demócratas no nos puede asustar la democracia.

Volvemos a abrir el Congreso a la ciudadanía, seguimos trabajando con los ciudadanos y ciudadanas debatiendo, confrontando y construyendo democracia. Este es nuestro ADN: el diálogo y el debate permanente  con la sociedad para construir un mundo con justicia social. Seamos lo que espera la ciudadanía, ser un partido de izquierdas en todos los sentidos: ser PSOE.

Anuncios