la-educacion-no-se-vende-se-defiende El sistema público del Estado del Bienestar es viable social y económicamente. Tenemos que blindar este sistema público con recursos públicos. Frente al PP que habla de Sociedad del Bienestar abriendo la puerta así a que las empresas puedan provisionar servicios que han de ser públicos, los socialistas tenemos que avanzar a una mejora de un sistema público que ha demostrado que además de ser socialmente más justo, es económicamente sostenible.

Nuestra defensa de lo público debe ir más allá. Debemos definir un nuevo modelo social que una el Estado del Bienestar con el Estado Social. Los socialistas debemos defender desde lo público una democracia más fuerte, donde la política actúe como el garante de gobierno del espacio común con criterios de equidad y justicia social.
Por ello, debemos potenciar espacios de participación de la ciudadanía en la gestión, control y desarrollo de los servicios públicos. Frente al modelo empresarial del PP, los socialistas debemos defender un sistema participado de los servicios públicos.

La ciudadanía no quiere ser tratado como un cliente de sus propios servicios, son ciudadanos usuarios y ciudadanos propietarios de los servicios públicos. El estado del Bienestar no puede ser privatizado relegando a los verdaderos propietarios del sistema a clientes sin derechos sobre su propio bien.

Por todo ello, debemos definir claramente cuáles han de ser los servicios públicos. Establecer y garantizar la provisión, producción y financiación pública. Y además, abrir a la participación de la ciudadanía la gestión y control de los mismos.

Nuestro modelo de servicio público ha de garantizar que los derechos constitucionales sean derechos efectivos y colectivos, donde el Estado actúa en beneficio de la sociedad con un Estado del Bienestar y Social que configure en nuevo Modelo Social Público.

Anuncios