La hora del desarrollo sostenible

El período político que ahora se cierra es el de una España que ha vivido de espaldas a la cooperación internacional y a la agenda del desarrollo sostenible. A lo largo de una década, una combinación de limitaciones presupuestarias y decisiones políticas elegidas han conformado un país enrocado en sus problemas domésticos, precisamente cuando todo cambiaba a nuestro alrededor y los desafíos globales se disparaban de forma acelerada. El mundo de 2018 es mucho más complejo, inestable e impredecible de lo que era hace solo cinco años. Y todos vivimos con angustia la sensación de que, precisamente ahora, es necesario tomar decisiones que determinarán el futuro mismo del planeta. Sigue leyendo

Tres vectores

Cuando en el año 2.000 se aprueban los Objetivos de Desarrollo del Milenio había claramente un objetivo definido: acabar con la pobreza en el mundo, en todas sus dimensiones. Un objetivo real y adaptado a las necesidades globales de ese momento. Se trataba por lo tanto, de una agenda con una visión de acción Norte-Sur que pretendía movilizar los recursos necesarios para acabar con esta situación de pobreza extrema que vivían millones de personas en el Sur. Ciertamente, tuvieron que pasar más de diez años para que los países del Norte, y en especial los gobiernos nacionales, se tomaran en serio este objetivo. Sigue leyendo

Comunicar es construir

Las sociedades avanzan a un ritmo exponencial. La revolución industrial dio paso a la revolución tecnológica y esta a su vez, a la revolución de la información y el conocimiento. Sin embargo, este ritmo vertiginoso de crecimiento no ha producido que las desigualdades se minoren, al contrario, los desequilibrios entre países hoy se han visto acrecentados con desequilibrios dentro de las propias sociedades nacionales. Sigue leyendo

Acción, reacción, repercusión

No descubro nada al afirmar que las acciones generan reacciones y que estas, a su vez, repercuten en el entorno donde se han producido. Esta es una máxima que sin duda alguna es poco discutible, sin embargo, lo importante de esta ley física básica radica en que puede y debe ser aplicada a cada una de las faceta de nuestra vida individual y colectiva si pretendemos definirnos como “humanidad”. Sigue leyendo